Blog

GUERRA NO, HUMANIDAD

Estimados Biden, Putin y todos vosotros:

La unidad humana es el modo de eliminar definitivamente la guerra, pues la toma inclusiva de decisiones excluye el propósito de daño (mutuo) y solo promueve y busca el bien común.

Mientras que la toma de decisiones parcial o unilateral lleva necesariamente al contencioso, pues lógicamente cada uno piensa y decide según sus intereses particulares sin considerar los de los otros, lo que aboca al enfrentamiento por los recursos y a la imposibilidad de entendimiento.

Y aún si ese interés particular (civil, dependiente del estado) simplemente fuera económico quizás no sería suficiente para dar lugar a la guerra, o destrucción mutua, pues es seguramente peor que cualquier posible impotencia para la obtención de ciertos recursos.

Lo que sucede es, como vemos en Ucrania ahora, que está en juego el control de la posición estratégica y de las fuerzas o recursos de destrucción ucranianas, sus fuerzas armadas, pues su alternativa es tenerlas enfrente, en el bando contrario, y esto ya si es causa suficiente como para la guerra, tanto para un lado, la OTAN, como para otro, Rusia.

La existencia del arma en la naturaleza anterior al ser humano nos ha hecho ENEMIGOS DE LA HUMANIDAD, sin embargo, hoy día que el mundo está a nuestro alcance quien apela a la UNIDAD HUMANA -la redundancia y eliminación del arma que se manifiesta en unidades armadas- es AMIGO DE LA HUMANIDAD y este busca además que los demás también lo sean. De modo que ser enemigo de la humanidad ya es ahora voluntario.

Quizás pienses que puesto que los estados no pueden asumir esa iniciativa y la gente está a lo suyo y metida en su caja de zapatos estatal la unidad es una aspiración imposible, al menos por ahora bla, bla, bla. Sin embargo, una ‘masa crítica’ o un evento suficiente como para hacer que la propuesta de la unidad humana sea pública, pública es ya global, hace ineludible la respuesta y la unidad no puede ser rechazada, pues la voluntad de daño, las armas, necesarias para la toma de decisiones unilateral, no tienen ya justificación en la voluntad de daño del otro, sus armas -pues, en efecto, nuestra realidad es un producto de la historia y del desconocimiento mutuo, pero no puede ser de la inteligencia o voluntad del ser humano.

Y ¿Qué es precisamente la toma de decisiones inclusiva? Mucho más sencillo de lo que imaginas; es la que hace públicos tanto su motivo o causa como su propósito o fin. Como este mensaje. Y los que se pueden derivar de él.