Blog

La gobernanza global y la comunicación de la convocatoria del Congreso

Queridos amigos,

Hemos recibido notificación del ayuntamiento de Madrid indicándonos que este año no pueden asumir más (preparación de) actividades, por lo que podríamos hablarlo el año que viene. Sin embargo, esperamos que el ayuntamiento de Barcelona acepte la propuesta de celebración del Congreso de Unidad en breve de modo que podamos comenzar con su debida organización y celebrarlo en otoño de 2020.

Hemos comenzado esta semana a enviar solicitudes de patrocinio a diversas empresas gracias al gran trabajo de nuestra Fundraising Manager, así como también agradecemos los avances de nuestro Grupo de Comunicación, voluntarios de IE University. Os invito a seguir su trabajo en Instagramm, ahora @humanunityhum. Están preparando también un video de promoción de la unidad humana o toma de decisiones inclusiva.

EL CAMBIO CLIMÁTICO

Las dos semanas próximas las dedicaremos al cambio climático, pues proponemos un taller de trabajo abierto sobre “Estrategias de control o mitigación de los efectos del cambio climático y posibilidades de toma de decisiones en común” en IE University. Dependiendo de la participación, el taller podría estar dividido en varias mesas que segmentarían el análisis para hacer una puesta en común y generar unas recomendaciones. Lo tendremos en mente como modelo para el Congreso de Unión. Igualmente nos gustaría participar en la cumbre del clima, pues entendemos que la propuesta de HUM de toma de decisiones inclusiva es lo que en ella les falta.

Respecto al cambio climático, nuestra experiencia individual se limita a poco más que, por lo regular, hace más calor aquí en Madrid en verano que en invierno, pero los datos acumulados así como otras certezas científicas de las que se ha venido informando y popularizado, han identificado un proceso de calentamiento global, en buena parte o en su totalidad causado por la acción del los humanos, que dará lugar a daños que debemos prevenir y evitar, o mitigar al menos.

Es un asunto, pues, de seguridad humana común y así se ha convocado esta cumbre que debe alumbrar medidas lo más consensuadas posible con ese objetivo de prevención. El peso que cada país da a este asunto es diferente y se ha publicado que EEUU se inhibe de comprometerse a asumir las medidas que en un determinado marco multilateral se acuerden (por mayoría) o se consensuen.

Incluso aunque el calentamiento global sea un hecho y sus efectos negativos para el planeta y la humanidad altamente probables, las prioridades de los países son diversas y es difícil que se alcancen acuerdos eficaces. El hecho de que el planteamiento de los estados sea necesariamente estratégico puede generar suspicacia en cuanto al posible beneficio de unos y el detrimento de los otros. Por ejemplo, algunos países pueden aprovechar para establecer estándares en los productos y servicios homologables en todo el mundo como parte de la lucha contra el cambio climático que resulten en el aumento de sus exportaciones y en menoscabo de las ventas de otros países dependientes en tecnologías de los primeros. Lo que no quita que estos países puedan reivindicar con justicia su liderazgo en esta innovación y reivindicar su recompensa como es habitual y propio. Pero, esta es solo una por citar alguna de esas posibles suspicacias o diferencias de intereses, aparte ya del diferente impacto del calentamiento en los diferentes países, etc.

Pero más allá del hecho de que, aunque se han levantado voces muy comprometidas por la acción humana en la lucha contra el cambio climático, es chocante que no haya voces tan comprometidas en la lucha por la dignidad humana clamando igualmente contra el abuso, la opresión y la guerra. ¿Qué expectativa pueden tener esas voces contra el cambio climático como para pretender una respuesta unánime de la humanidad? Necesariamente será una expectativa política o del estado, un rendimiento particular, pues mientras se exigen medidas comunes para atajar el daño que el cambio climático puede causar (potencialmente) a la humanidad, no se repara en el daño que actualmente (ahora) sufren muchas personas, a los que, por tanto, no incluye (o discrimina) como humanidad. Ese podría ser el caso de Extinción Rebelión, a los que nos hemos dirigido para cooperar y no nos ha contestado, que su objetivo, además del cambio climático, es y pasa por una ganancia política de gestión.

COMUNICACIÓN Y TOMA DE DECISIONES

La concienciación ecológica, la lucha contra el cambio climático, la preservación de la diversidad de la fauna y flora y muchos otros asuntos que conciernen a la humanidad tienen muy diferentes lecturas en muy diferentes países, pese a ser obviamente asuntos de interés común humano, por eso se hace cada vez más urgente un sistema de toma de decisiones inclusiva.

La enorme discordancia de información entre ideologías, países, etc. puede hacernos dudar sobre la posibilidad de una gobernanza global, pero realmente la comunicación no es diferente de la toma de decisiones. La clara conciencia de esto es lo que nos lleva a solicitar a las empresas de comunicación que sean tanto un grupo de trabajo del Congreso de Unión como las organizadoras del mismo. Realmente, basta que la comunicación sea y busque ser inclusiva para que la toma de decisiones también lo sea.

El sistema de comunicaciones actual tiene como contexto la confrontación y la guerra y, por lo tanto, el objetivo de la comunicación es la expansión del dominio del que publica (propiamente el que financia la publicación) sobre los otros. Toda interpretación/comunicación sobre los hechos, sobra decir pasados, pretenden reivindicar un derecho (derecho fija derecho) e igualmente la valoración de aquellos hechos o datos que manifiestan una trayectoria, como es el caso del calentamiento, para cada uno implicará efectos diferentes de modo que cada uno los expondrá o enfatizará según los pueda utilizar para implicar de estos algo que favorezca su particularidad; un derecho, un privilegio, una primacía, etc.

En este contexto es sorprendente que estemos siendo capaces de ir poquito a poquito difundiendo la propuesta de unidad humana. Esta sería imposible sin la existencia de sentido común, pues la realidad (de la violencia y la ausencia del sentido común) es que el medio es el mensaje y no parece ser que haya ni sea posible propiamente un mensaje. Así lo asume la política (no cosmopolita). Me explico:

La información en China, por ejemplo, está controlada por el estado y los países comunistas antes o algunos populismos simplemente buscan controlar la información o propaganda como medio para alcanzar sus objetivos políticos. Y, por otro lado, según expone bien Chomsky los medios de comunicación en los países capitalistas, particularmente en EEUU; están bajo el control de las empresas que “manufacturan el consenso” según sus intereses, pues tienen el monopolio sobre la información.

Según me comentaban algunos amigos chinos, en Hong Kong las redes sociales occidentales, que no están permitidas en China continental pero tiene mucho arraigo en Hong Kong, no permiten exponer argumentos pro China continental, en cuyo caso, por otro lado, los muchos recursos (humanos) del estado chino los ocuparía raudo publicando masivos argumentos a favor de los intereses de la República Popular, de modo que esos medios solo admiten información a favor de las protestas. La situación alcanza el esperpento de que ya que YouTube no permite contenidos, algunos de estos videos pro China continental los cuelgan en PornTube, los cuales, quizás también buscan más allá de su mensaje, señalar a la censura en este caso de Youtube……Sobre la información que dan los medios de unos países sobre otros, ojalá sea esta la última palabra sobre el tema.

LA TOMA DE DECISIONES INCLUSIVA

Lo decía Mozi: “Criticar sin alternativa es como intentar apagar un fuego con fuego o atajar una inundación con agua. Lo decía Mozi: La parcialidad debe ser sustituida por la universalidad”. Las comunicaciones tienen que ser transparentes, es decir, tienen que hacer explícito su propósito. El propósito incluye la definición de lo que se pretende y los beneficios que aporta así como los medios con los que se cuenta para ello y el esfuerzo que requiere. En este punto, no se trata siquiera de nuestra voluntad sea inclusiva sino que la exposición transparente del propósito deja ver su conveniencia para la toda la humanidad y, por tanto, de ese modo equivale a la toma de decisiones inclusiva, conjunta, cuya realización es la cooperación. Todos los avances en medicina o en alimentación, en transporte, etc. son del beneficio de todos sin discriminación.

Cada uno de los grupos de trabajo del Congreso de Unión, como expertos en su sector y conocedores de sus recursos, proponen los objetivos de desarrollo que mejor satisfagan las necesidades y deseos humanos, se adjudican tareas y se coopera para su logro. La reorganización para la cooperación que sustituye la motivación en competencia por el monopolio (de la innovación) se genera con la sustitución de la imposición y sometimiento violento mediante la privación por la cooperación racional y voluntaria. El propósito transparente compartido crea la comunidad.

PALESTINA

Quisiéramos organizar cuanto antes una visita a Israel y a Palestina, Gaza, y estamos intentando recaudar fondos para costearlo con el fin de llamar la atención de la situación de las personas allí, particularmente en la franja de Gaza, un lugar en el que no hay otro interés que el humano y donde, por lo tanto, precisamente queremos expresar y difundir mejor nuestra propuesta de unidad humana, así como comenzar nuestro trabajo de mediación en Asia Occidental que lleve a la tregua previa al Congreso Universal.

Post a comment